dimecres, 4 juliol de 2012

MONASTERIO DE SUSO Y YUSO


Ayer por la noche cenamos un suculento plato de merluza, con tomate y patatas fritas, luego los que quisieron comieron un danone de tutifruti, fresa, limón, plátano.
Después de jugar un rato en el parque fuimos al campamento, al baño y luego empezó la diversión; representamos el himno de cada grupo, pero los resultados fueron desastrosos. Finalmente jugamos al juego de las prendas con Juan Moll como víctima y Yeison como jugador; consistió en que Yeison iba nombrando la prenda que creía que habíamos decidido que se eliminara. El iba estaba tumbado con una manta encima y cada vez que decía una prenda, Juan parecía que se la quitaba, la enseñaba y todos se reían. Al final la prenda era la manta y al quitársela para sorpresa de todos seguía vestido. Fue muy divertido.
Esta mañana nos despertamos muy pronto, nos lavamos los dientes, hicimos nuestras necesidades y fuimos puntuales en el desayuno, porque a las nueve y media cogimos un autobús para irnos a San Millán de la Cogolla.
Llegamos al monasterio de Yuso, donde se descubrieron las primeras frases en castellano y en euskera. Allí vimos las arcas decoradas con placas de marfil con los huesos de San Millán que fue tan viejo que duró 101 años. Vimos unos libros escritos a mano que pesaban 60 kilos cada uno. Para hacer esos libros, se utilizaron la piel de 210 terneros, ya que no había papel. Después subimos a Suso donde vivían en cuevas los ermitaños y donde estuvo enterrado San Millán unos 500 años. Muchos peregrinos iban a visitar la tumba y la gente quería ser enterrada cerca de él.
Después bajamos a Santo Domingo de la Calzada donde no pudimos ver al gallo y la gallina, nos cobraban mucho por la visita.
Tras la visita, en el campamento, un ritual nos esperaba. Al ser los griegos, fuimos los cuartos en actuar, fue divertido pero creo que todos nos sentimos muy ridículos y aunque podíamos haberlo mejorado, estuvo bien.
La canción era: “We are griegos”.
Ahora estamos revisando las tiendas ya que este aspecto es esencial.
Este campamento mejora por momentos y aún nos falta lo mejor.
Y una duchita fresca que nos aclare los pensamientos para empezar un día mejor.

LOS GRIEGOS

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada